Archivo de la categoría: Uncategorized

EL CIUDADANO DIGITAL

 

El texto de Carlos Alcila Calderón propone una postura evidente que de entrada pretende eliminar la idea del receptor pasivo que comúnmente se ha tenido en el imaginario de lectores, televidentes, y audio escuchas. Hoy, según el autor, empezamos a pensar en un usuario activo, en un individuo activo. Y estoy totalmente de acuerdo en esa primera apreciación, porque el ‘nuevo medio’ lo permite, esta era digital lo permite, permite la intercomunicación entre emisor y receptor, y esa retroalimentación es positiva en términos de construcción de realidad a través del periodismo.

 

El nacimiento del concepto cibercomunidad, es tal vez, la apreciación más acertada a esa interactividad entre emisor y receptor. Y comparto la idea de reconocer la profundidad de esa conexión entendiendo que no es solo otorgarle al usuario la posibilidad de tener un menú para conocer la información, de dirigirse al periodista a través de su dirección de correo electrónico, sino conocer más de esa persona que construye una información, incluso familiarizarse con él, a través del medio digital u otro medio.

 

Pero para ello debemos entender, finalmente, qué es un periodista digital. Y debemos entenderlo, por una clara necesidad, de comprender esa función de mediadores digital a la cual hace referencia él autor Carlos Alcila Calderón.

 

Y pensar en un periodista digital nos sugiere reconocer que “Internet es un metamedio que aglutina el audio, el texto y las imágenes. Internet tiene la inmediatez de la radio, la profundidad de contenidos del periódico y el impacto de la imagen televisiva”.[1] Por lo que es obligatorio referir nuevamente al mismo autor que posibilita saldar el tema definiendo al periodista digital de la siguiente manera:

 

“El propio concepto de “periodista” viene discutiéndose desde hace décadas, especialmente desde la implantación masiva de la radio y la televisión. Actualmente la definición de periodismo no afecta solamente a los periodistas digitales, sino a la profesión entera. Hasta hace poco los periodistas eran “los que informaban”, los “profesionales de la información”.

 

Uno de los puntos fuertes que expone el autor Caros Alcila Calderón es una apreciación sobre El Comunicador, a quien expone como un mediador de espacios más democráticos y participativos. Y pese a que se aleja un poco de la concepción que venía trazando sobre el periodista digital, es claro y considero pertinente mencionar que un periodista nunca dejará de ser un comunicador, un mediador que construye una realidad producto de muchas otras verdades.

 

Los usuarios, en el texto, al cual me estoy refiriendo, hoy, es tal vez el otro eje temático más fuerte que propone Calderón. Me siento identificado con Carlos Alcila cuando menciona la progresión que ha sufrido el usuario, porque aún cuando antes, años atrás, o como siempre, se ha pensado en escribir para el lector, en hablar para el oyente y contar historias para el televidente, pues hoy se sigue pensando igual con el plus de que hay conectar todos esos elementos para un usuario el cual nos puede proporcionar una retroalimentación. Ese es el cambio de apreciación sobre el usuario.

Y toda esa apreciación de la progresión del usuario se debe a la incursión inapelable de las nuevas tecnologías de la información que desde sus inicios se han visto enfrentadas a un supuesto, Las nuevas tecnologías digitales, sumadas al auge de Internet, permiten que cualquiera pueda colocar información en la red y difundirla literalmente por todo el mundo, la gran duda y temor está en ¿es veraz, toda la información de
la Internet?.
 

Todos estos cambios que trajeron consigo las nuevas tecnologías, han afectado el periodismo. “En un primer momento los desarrollos del periodismo se volcaron o bien, a la creación de sitios web por parte de empresas periodísticas tradicionales”[2]

 

“Los avances tecnológicos permiten que los procesos de comunicación sean más eficientes que antes. No obstante, dicha evolución implica a su vez una adaptación a nuevos formatos y estructuras en la organización y presentación de la información. Un ejemplo de ello son los periódicos digitales que compiten con su versión tradicional en papel”[3] 

Pensar, en el usuario, en este nuevo usuario, abre sin duda alguna un paréntesis en cuanto a la concepción de una comunicación a distancia, que nunca, tal cual lo menciona el autor, suplirá o sustituirá la comunicación humana directa. Y estoy de acuerdo totalmente, porque los filtros, erróneos, carentes de veracidad que pueden inmiscuirse en un proceso de comunicación a distancia, entorpecen la comunicación, cosa que no sucede con es mediación directa.


[1] Apreciación de Ramón Salaverría consultada en la página http://www.maestrosdelweb.com/editorial/periodigital/ el 15 de marzo de 2007 a las 8:53AM.

[2] Consultado en http://www.ilhn.com/datos/practicos/datosivan/archives/003656.php el 15 de marzo a las 9 y 18 AM

[3] Consultado en http://www.cibersociedad.net/congres2006/gts/comunicacio.php?id=119&llengua=es el 15 de marzo a las 9 y 24 AM.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

EN BUSCA DE AFIANZAR UN NUEVO MEDIO DE COMUNICACIÓN

El siguiente texto que presentaré a ustedes es una reflexión, con una fuerte postura, luego de analizar el texto de Inma Martín Herrera, Ciber Redacción periodística nuevo lenguaje para un nuevo medio.

¿Cuarto medio de comunicación? ¿Lo será por mucho tiempo?

                                                        

Es claro que hoy lo es, pero sirviéndose éste del audio, del video, de la prensa e integrando estos otros medios de comunicación no sería extraño que la Internet ganara terreno y dejara de tener esa concepción de cuarto medio de comunicación.

Ciber-Redacción me suscita una nueva capacidad que debe desarrollar el periodista, el ciber-periodista. Y es fácil de expresarlo: Ciber-Redacción es una forma de escritura mucho más precisa, mucho más sencilla y por ello empiezo a mostrarme como un ejemplo a través de este ‘blog’. Diferenciando el estilo de mis posturas anteriores, tal vez ‘ladrilludas’ en esta me propongo a pensar más en el lector digital.

En definitiva, para cerrar una primera idea, estoy de acuerdo con que hablar, hoy, de ‘lo digital’ me obliga a pensar en una novedad y en un cuarto medio de comunicación. Aunque podría sonar un poco exluido en relación con prensa, televisión y radio, la realidad es otra. Con tan magna aceptación y adopción de esta nueva figura periodistica, su auge es incontrolable y por consiguiente dentro de unos años no hablaremos de una numeración de medios de comunicación. Tal vez, hablaremos de todos por igual.

Según el autor, este nuevo medio se está consolidando, en países desarrollados con lo que no estoy de acuerdo si atendemos a que, en Colombia, país en desarrollo, precisamente nosotros ya llevamos algo más de 3 años pensando en esta era digital y en este avance de las Nuevas Tecnologías de la Información. Este nuevo medio, en un país como el nuestro va camino de la consolidación, sin importar que hablemos de un país sub desarrollado.

“El lenguaje periodístico deber ser sencillo, culto y coloquial” dice el autor Inma Martín Herrera, en mi opinión antes de conocer las características que identificarían un nuevo modo de escritura para internet, es necesario reiterar la dificultad de tener un mejor entendimiento en leyendo en una pantalla. Es más difícil, hay más material de desconcentración, hay interactividad que puede resultar confusa en vez de concisa. Aún así, aún latente la dificultad de leer en una pantalla, existen esos expertos lectores digitales.

Superar el misterio de la lectura en pantalla requiere reconocer las características definitorias de la escritura online: “Por la rapidez con la que el lector on-line pretende informarse, la “ciber redacción periodística” debe entonces basarse en elementos como los textos cortos, titulares informativos, claros y directos, rescatar el empleo de antetítulos, interactividad y atomización de los contenidos, así como un especial manejo del diseño periodístico online” (consultado en Internet en la página http://www.comminit.com/la/tendencias/tendencias2004/tendencias-149.html el día martes 13 de marzo de 2007 a las 9:50 AM)

La anterior apreciación teórica reduce en gran parte la esencia de la ciber redacción. Sencillez, que sea corto e informativo, todo para contrarrestar el lenguaje periodístico tradicional que expuso en su lectura Inma Herrera. Este tipo de lenguaje digital está pensando para informar rápidamente a un lector que afanoso por concoer en con mucha inmediatez sucesos mundiales. A mí manera de ver, considero que esta nueva era digital proporciona esa inmediatez, esa sencillez y una nueva presentación de la información que se adecua a las necesidades del lector.

Ramón Salaverría, expero en temas como el que hoy nos concierne ha sido uno de los autores que más ha aportado a entender la redacción periodísticia en Intetrnet. Dicho, personaje propone un estilo clásico: “precomposición,redacción y revisión final” , el autor además desvela los valores hipertextuales, multimedias e interactivos que internet aporta al proceso de escritura tradicional” En respaldo de sus apreciaciones reconozco que la relación de la escuela clásica de redacción y el empleo de las nuevas herramientas conforman el ‘plus’ necesario para la redacción en Internet, para ganar lectores digitales, para afianzar este nuevo medio.

Uno de los puntos más importantes que destaca Inma Herrera en su texto es sin duda la aportación de la interactividad, sobre eso, Inma menciona que con esa herramienta el usuario casi que tiene una información a la carta. Y es importante que esa ‘carta’ que ponemos al servicio del lector tenga no solo todo el sentido común de contar una historia con las características de una notica, de una entrevista, sino que además adecúe todo la nueva concepción del Ciber-Periodista y Periodismo. Como el lector selecciona a su antojo la información que le interesa, el gran riesgo está en desinformar al usuario. Aún cuando la información que presentemos pueda ser desfragmentada e integrada de diferentes maneras, el riesgo de desinformar me parece latente si el caso de una diagramación de la información que no arrope el interés del lector y que carezca de profundidad.

Para cerrar este espacio, en esta ocasión, me permito concluir con las principales recomendaciones para una correcta redacción en el medio digital, pensadas plenamente desde un sentido comunicativo, desde el momento en que el usuario está listo para acceder a información periodística en la Internet. Dichos puntos en concretos fueron consultados el día 13 de marzo de 2007 a las 10:20 AM en la página web http://www.monografias.com/trabajos23/redaccion-on-line/redaccion-on-line.shtml.

1. “La noticia no puede ocupar más espacio entre la pantalla y el ordenador; esto es para evitar el uso de cursores”

2. “No saturar al cibernautas de enlaces dentro de la información; esto se realiza al final de la información para evitar que el cibernauta se salte de lo queremos que lea”

3. “El periodista on line debe combinar texto, imágenes y sonido; ser una periodista multimedia”

En respaldo de estas 3 principales recomendaciones, confirmo que estoy de acuerdo con la idea central que postuló Inma Martín Herrera a lo largo de su texto y que nos permitió reconocer, riesgos, características, y facultades del ciber periodista

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

HIPERTEXTO PERIODÍSTICO

Tras la creación de este espacio de libre expresión del pensamiento, hace tres semanas, hemos reflexionado en torno a un fenómeno particular que de hace varios años nos tomó por sorpresa y que hoy es nuestra realidad. El cambio o complemento del periodismo digital sobre el periodismo de papel. La redefinición d el ciberoperiodismo y las capacidades y facultades que debe desarrollar el ciberperiodista, han sido las cuestiones que generaron la creación de este ‘blog’.  

Pues bien, hoy nos cita una nueva historia, hoy nos cita una nueva reflexión a cerca del texto ‘Hipertexto Periodístico’ del autor Ramón Salaverría frente al cual estableceré una postura clara, soportada bajo apreciaciones de otras fuentes téoricas. 

Ante todo, prefiero esclarecer que decidí enfrentarme al texto sobre el periodismo hipertextual dado que a primera vista, el título, parecía ofrecerme claves o ideas que hoy parecen más importantes al pensar en el usuario, en la interacción usuario-narrador y en la manera en que ‘yo’ como ‘narrador’ atrapo al usuario. Además porque un elemento esencial es el manejo de la hipertextualidad debido a que a partir de esa herramienta puede obtener una de las metas y deberes del periodismo digital; la interactividad. 

 

Qué es la hipertextualidad?  Técnicamente un hipertexto es un conjunto de nudos ligados por conexiones. Los nudos pueden ser palabras, imágenes, gráficos o partes de gráficos, secuencias sonoras, documentos completos que a vez pueden ser hipertextos. Funcionalmente, un hipertexto es un ambiente para la organización de conocimientos o de datos” [1] 

La anterior es, sin duda, una definición bastante teórica que analizada y racionalizada con ejemplos ya conocidos podría traducirse en un lenguaje más sencillo y legible: “La forma más habitual de hipertexto en documentos es la de hipervínculos o referencias cruzadas automáticas que van a otros documentos. Si el usuario selecciona un hipervínculo, hace que el programa de computador muestre el documento enlazado en un corto periodo de tiempo”[2] 

Es importante entonces contrastar estas dos apreciaciones para delimitar de entrada la importante de la hipertextualidad o herramienta del hipervínculo en las publicaciones digitales de hoy. Diarios deportivos como www.marca.com ofrecen en cada noticia una serie de hipervínculos direccionados hacia otras noticias o ampliaciones de la misma. (léase audio, video, fotografías entre otras herramientas) 

Por la idea presentada anteriormente pretendo determinar la importancia de la existencia de la herramienta que hoy nos cita. Creo entonces que hablar de hipertextualidad nos obliga a pensar en lo representa para el usuario la posibilida del hipervínculo. Garantiza, a mi manera de ver, descanso al lector, la tan anhelada interactividad es fuerte y permite que el autor disfrute de elementos auditivos, fotográficos y audiovisuales; cuestión que en una apreciación muy personal da credibilidad a la noticia o a la información que se presenta.  

“En el hipertexto periodístico se sitúa en un plano en el que se entrecruzan lo literario y lo documental” Bajo esta apreciación del autor Salaverría pretendo escudriñar más en lo vital que es tener en cuenta la ‘hipertextualidad’ para ‘romper hielo’ en ese entrecruzamiento de lo literario y lo documental, porque el periodismo documental con visos literarios ofrece una sensación placentera para el gustillo del lector o del usuario.  

Aún así, aún cuando hemos esbozado algo de los beneficios de este elemento digital tengo también que presentar mi postura frente al temor como ‘narrador’ de que mi ‘usuario’ no comprometido no reciba el mensaje que yo quiero emitir: es decir, estoy poniendo en tela de juicio la interacción como método riesgoso de información. “El lector tiene la potestad de acceder a la información por distintas vías y seguir un camino no secuencial .Incluso, quien interactúa con un hipertexto puede elegir distintas vía de exploración, según sus requerimientos; por lo que puede recorrer pasajes diversos mediante un universo establecido de información, sin lugar a dudas podemos afirmar que está definiendo una estructura particular. Vale decir, que el lector desempeña un nuevo papel, el de autolector, en las lecturas de los textos digitales y sobre todo en aquellos textos donde se produce un mayor grado de uso de la no linealidad y
la hipertextualidad. En este punto, es necesario indicar que el manejo de un hipertexto por parte de los lectores requiere la adopción de una lista de decisiones desde la recreación de lo leído, su evaluación y regulación, que implica todo un proceso complejo” [3]
 

Aunque el testimonio anterior parezca un claro beneficio sobre los hipervínculos en lo ‘digital’ es lo que me pone a pensar en la posibilidad de que el ‘auto lector’ se pierda entre esas  vías de acceso a la información. Cada noticia, pensada desde el papel tiene su estructura y su manera de contar lo sucedido. Una noticia presentada en medio digital no puede carecer de esa misma estructura. Y esa estructura puede no resultar clara en términos de importancia al usuario.  

Más aún, la propia construcción del discurso puede realizarse de manera hipertextual” Tal como afirma y propone Ramón Salaverría en su texto sobre la hipertextualidad, se reafirma mi preocupación y riesgo frente a la presentación de la información. Contar el ‘discurso’ de manera hipertextual puede resultarle confuso al lector. Poner por encima el elemento de interacción sobre el texto plenamente narrativo podría permitirle al usuario en dudar sobre la importancia de la información. ¿Qué es más importante la hipertextualidad como herramienta primordial o el discurso comúnmente conocido y apoyado por herramientas sonoras y gráficas? 

 


[1] Tomado de http://lourdes.bitacoras.com/archivos/2006/05/29/la-hipertextualidad el día viernes 16 de febrero de 2007 a las 10:00 AM

[2] Consultado el día viernes 16 de febrero de 2007 a las 10: 00 AM en la página http://es.wikipedia.org/wiki/Hipertexto

 

[3] ACUÑA, Roger La utilización de hipertextos como herramientas para el aprendizaje y la instrucción. 1999

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CIBERPERIODISMO ENTRE LA AUTORIDAD Y LA INTERACTIVIDAD

Establecer una postura: La más acertada bajo mi punto de vista, es una postura plenamente de respaldo. Para ello quiero comenzar mi reflexión recordando las palabras de un estudioso de la lectura y lector incansable: Luís Bernardo Peña, residente de
la Ciudad de Bogotá, quien en la pasada Feria del Libro en Bucaramanga, Ulibro 2006, estableció que la gente, tanto adulta como joven: “No ha dejado de leer, son grandes lectores digitales, ahora no leen el papel, el libro que debe tener cabida en la maleta viajera, ahora leen en la pantalla” Digo, si lectores contemporáneos aceptan tal cambio, debemos desde ya empezar a pensar en una nueva forma de periodismo.
 

O no, una nueva forma de periodismo rompería con parámetros generacionales, estamos hablando más bien, de un nuevo medio de comunicación masivo que anteriormente, poco a poco, y hoy, con una gran velocidad, nos ha tomado y los hemos adoptado para implantar sus efectos, para implantar el ‘Ciber Periodismo’ 

Aún, sin pretender estar a favor de un cambio de visión del Periodismo, comprendo y comparto plenamente la voz del autor cuando se refiere a una redefinición del ‘Ciber Periodismo’ Y me quedo con la apreciación de que el periodismo debe ser pensado muchos más allá que como una ‘conferencia’ dado que a través de la propagación del Internet, tenemos a favor la facilidad de obtención de información. Información, obtenida, de una manera más sencilla y eficaz; es decir, bajo esa idea complemento la voz del autor: “periodismo como seminario, como conversa torio”. 

Pero no puedo quedarme con un arraigo a la versión expuesta por el autor,  puesto que analizando las palabras de Ana Zalcberg, en el portal http://www.ucm.es/info/emp/Numer_07/7-4-Comu/7-4-09.htm. quien tal cual yo consideré apropiado denominar el Ciberperiodismo como un nuevo medio de comunicación, esta autora redefine el término anterior como una herramienta de “recursos informáticos que ofrece la particularidad de obligar a un 100% de participación activa, se genera una integración entre las habilidades de los propios programas y las habilidades de los usuarios, que quedan explícitas. Se genera así un proceso de retroalimentación entre el usuario y la máquina donde la interfaz oficia de mediadora. En el caso concreto de Internet puede producir su propio material con sólo tener conocimientos mínimos, ya que la propia red está brindando el soporte de perfil tecnológico-educativo necesario. Actualmente muchos sitios alientan a sus visitantes a convertirse en emisores, poniendo a su alcance soluciones sencillas para la creación y publicación de páginas web y el envío de mensajes. El usuario común es capaz de concretar propuestas que se adaptan al entorno con mucha creatividad, especialmente en las generaciones más jóvenes. En un nivel primario se podrían establecer tres perfiles de participantes: uno con su sinapsis formada en la época predigital, otro que participa activamente en la transición y otro que sólo mira pantallas”  

Con este, tal vez extenso pero cálido punto de vista, comparto la visión de José Luís Orihuela, quien aboga por el uso de todas las herramientas que ofrece el medio digital. Entendidas esas como la interacción, obligatoria, entre usuario y narrador. Porque definitivamente estoy de acuerdo en que el narrador debe asumir la responsabilidad del medio desde el cual emite una información. El medio digital ofrece una serie de posibilidades diferentes a  los otros medios. Ofrece la posibilidad de la creatividad, tal cual como se nos expone en ‘la sala de redacción’, la creatividad permite crear un ‘gancho’ entre el narrador (en este caso nosotros) y el lector o usuario.  

Ahora, no podría exponer mi postura sin hallar los ‘contra’ y comunicarlos. Los periodistas no nacen hechos, ellos se hacen, y si estamos enfrentándonos a un nuevo medio de comunicación, que para el creador puede resultar complejo, es determinante la capacitación de los ‘narradores’ Y es que como señala Ramón Salaverría, del Laboratorio de Comunicación Multimedia de
la Universidad de Navarra, en su ponencia “¿Periodistas para medios en Internet o Periodistas para la era digital? Es una pregunta clave que atiende a la obligatoria capacitación de periodistas que asuman el reto del periodismo de la era digital.
 

Y propongo, fiel al autor y fiel a mi punto de vista, el tema de la redefinición y la capacitación del Caber Periodismo y el Periodista, por lo que lograr la magnificación de un medio, lleva tiempo, lleva años, como sucedió con
la Radio, tal cual como expresa el profesor Ramón Salaverría,
Director del Laboratorio de Comunicación Multimedia en el portal web http://www.unav.es/fcom/mmlab/mmlab/investig/crite.htm, “La radio necesitó 38 años antes de alcanzar los 50 millones de oyentes, en tanto que la televisión precisó de 13 años para alcanzar la misma cifra. Internet, en apenas cuatro años (desde 1991 hasta 1995), alcanzó más de 50 millones de usuarios en todo el mundo. Al filo del cambio de siglo, distintas fuentes calculan que los usuarios mundiales de
la Red pueden pasar ya de los 200 millones . Y la progresión continúa”
 

Y si continúa esa progresión, tendremos lectores garantizados. Pero podríamos hablar de lectores ¿engañados? Bajo la idea del periodismo digital. A penas nos estamos empapando de lo que acarrea afrontar este reto. A penas nos estamos ‘capacitando para asumir el rol del CiberPeriodismo. Ya están los lectores, ya están los usuarios, ahora habrá que ser tan responsables como para garantizar un trabajo sincero, honesto, veraz y riguroso. La tarea está planteada, los elementos en la sobremesa…

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

REFLEXIÓN: “El Rol del Periodista en Internet”

Qué desafío grande al que se tendrán que acomodar los grandes lectores de libros de papel. Es complejo el cambio del paso de hojas por el movimiento preciso de un Mouse. Tal vez los contenidos son los mismos, y son los mismos, pero la forma de recibir la información varía radicalmente lo que ocasiona a primera medida un cambio brusco en esos lectores acostumbrados a otros métodos mucho más sencillos. 

Es sencillo leer por Internet, es sencillo para aquellos que nos hemos formado con esta nueva tecnología y que ya la manejamos a la perfección. Pero el pobre lector acostumbrado, normalmente, a tener su libro y poder trasladarlo de un sitio al otro, le creamos con este gran cambio un problema tecnológico que tarde o temprano, más tarde que temprano, terminarán aceptando.  

 Y los encargados de llevar a cabo ese rompimiento tradicional, somos nosotros, periodistas; somos los que tenemos un rol interesante y fijo: aceptar el cambio y hacer que la presentación de la información sea de una manera interactiva, lo cual debe motivar al usuario-lector.  

 “El rol del periodista es diferente en cuanto a que el usuario de Internet es quien maneja el contenido, elige lo que quiere y participa en él, gracias al empoderamiento que le brinda la interacción”, http://www.fnpi.org/biblioteca/relatorias/internet/2.asp; importantísima apreciación que propone una tarea difícil al periodista: la creación de información interactiva que arrope las necesidades e intereses de su público.  

Ante esa difícil labor, primaria, a la que se enfrenta un periodista también tenemos que reconocer que en este nuevo fenómeno hay virtudes, pero virtudes que podrían jugar un doble papel, como arma de doble filo: “Una de las principales virtudes de Internet -la disponibilidad de un gran caudal de información a poco costo y tiempo- se puede volver un problema si el usuario de la red no sabe cómo utilizar esa información”, http://www.redcom.org/jornadas2002/ponencias/ponencia_paco.htm.  

Es ése el riesgo más temerario para el redactor digital. Su información emitida puede ser veraz, puede ser honesta y sincera, pero las facilidades que ofrece este medio permiten al lector-digital, mucha duda y mucha equivocación. Lo que lee en un portal web y goza de veracidad, puede ser fácilmente negado en el siguiente clic que realices con el Mouse.  

Con virtudes y defectos es una herramienta nueva y usual, precisamente, de uso obligatorio porque hay que dejarse ‘tocar’ de los cambios que son aparentemente  buenos para la humanidad. Vamos hacia un camino nuevo con un nuevo periodismo, dominado por más que periodistas porque con esta facilidad de inserción en los medios, a través de cualquier blog, podrán ser emitidas informaciones periodísticas, con peso periodístico o no, pero al fin y al cabo emitidas al aire y al servicio de los consumidores digitales.  

Como menciona el Licenciado Franciso Javier Albarello: “El periodista de la era digital encuentra en Internet una nueva posibilidad de hacer relucir su capacidad para analizar, jerarquizar y ordenar la información, distinguiendo lo importante de lo irrelevante. Esa función le asegurará su futuro profesional, en un contexto en el que cualquier usuario puede dar a conocer su información por la red” Virtuosa característica favorable al rol del periodista, a las posibilidades de jugar con elementos que le hagan promisorio su futuro, utilizando el Internet como su medio de comunicación.  

Está, sin duda alguna, el rol del periodista sujeto a un cambio y a una adaptación inimaginable puesto que como asegura

la Licenciada Virginia Luzón Fernández: La transformación tecnológica tiene sus consecuencias, si cambian las herramientas también cambian los hábitos de trabajo. “Todo cambio tecnológico y de organización ha provocado desde siempre transformaciones en la estructura de los sectores profesionales y ha obligado a muchos a tener que cambiar de profesión. (…) el vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la información acelera de tal forma el cambio técnico organizativo que el trabajador se ve obligado a vivir casi en una especie de estado de cambio continuo. Esta serie de transformaciones, desencadenadas por el solo afán de racionalización, exigen una capacidad considerable de adaptación por parte del trabajador (13).” Con la entrada de la redacción digital, el periodista no sólo redacta la información, es responsable total de la noticia que produce, también selecciona las imágenes y edita el vídeo que se emitirá en el informativo. 

Finalmente es justo sentar una posición frente al tema central, ‘Rol del Periodista’ pensando en que ese ‘rol’ será identificado poco a poco con el convencimiento y afianzamiento del periodismo en Internet. Cada vez que ese cambio avance y avance reconoceremos con ejemplos concisos cuál es el rol del periodista en la Internet.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

NACIMIENTO IMPROVISADO

Quizá sí nace por una obligación académica pero podrá ser, y será, mucho más que eso. Este blog de ‘Word Press’ estará destinado a presentar, semana a semana, una serie de reflexiones nacidas de algunos textos.

Cuando exista la posibilidad, muy pronto, de seguro habrá más que reflexiones académicas formadoras. Habrá más…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized